¡Aire por favor!

February 21, 2018

La buena ventilación y la calidad del aire dentro del salón de clases es también un factor que influye en el aprendizaje y en la capacidad de concentración de los estudiantes. ¡Mantenerse atento y alerta en un espacio encerrado es todo un reto!

 

La calidad del aire dentro del salón de clases depende principalmente de tres factores:

  • la ventilación del lugar

  • la presencia de sustancias volátiles a partir de algunos acabados y materiales de construcción (como pinturas o barnices)

  • la humedad en el ambiente. El exceso de humedad en paredes y techos favorece la proliferación de hongos y bacterias que pueden provocar problemas de salud.

La buena ventilación es espacios cerrados donde convive mucha gente es importante también para la salud: se ha demostrado que la incidencia de enfermedades respiratorias y alergias aumenta del 50 al 370% en espacios mal ventilados. Este fenómeno se conoce como “Síndrome del Edificio Enfermo”. 

 

De acuerdo al Instituto Infraestructura Física Educativa (INIFED),  el aire del interior de las aulas debería poder renovarse al menos 3 veces por hora durante la jornada de clases. 

 

Adicionalmente, los vapores que generan algunos productos de limpieza (como el amonia y los que contienen cloro) son también agentes de contaminación del aire en los salones de clase  y causa de alergias respiratorias e irritación de ojos y mucosas.

 

La presencia de algunas flores vivas dentro del salón puede detonar también alergias en alumnos sensibles. 

 

Para aprender mejor y para estar saludables, por favor ¡abre las ventas del salón, aún cuando haga frío!

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

¿Cómo educar para el desarrollo sostenible?

February 21, 2018

1/1
Please reload

Entradas recientes

February 21, 2018

February 21, 2018

February 21, 2018

Please reload

Archivo